Metafísica de los tubos y el amor estrenado hacia Amélie Nothomb

Metafísica de los tubos

Después de leer El Dios de las Pequeñas Cosas, Cerca del Corazón Salvaje y de haber asistido al I Encuentro de Mujeres y Escritura entendí que, aunque el talento no tiene género, leer a mujeres que nos han precedido es importante para nuestro ser escritoras. Y en ese contexto, Metafísica de los Tubos de Amélie Nothomb llegó a mí de casualidad.

Mamá lo leyó y le gustó mucho, tanto que lo releyó enseguida. Después me lo prestó, porque recomendarnos libros es una de nuestras actividades madre-hija preferidas. Sin saber que estaba en la etapa “quiero leer a autoras mujeres”, trajo a mi mano Metafísica de los Tubos. Y fue un enorme hallazgo.

Es una novela corta, que se puede leer en una sentada. Cuando la terminé, tuve ganas de varias cosas. De abrazarlo, de releerlo, de copiarlo entero en mi cuaderno. Y también, tuve ganas de conocer más sobre la autora, de la que creo que me enamoré.

Tal vez estoy sobrevendiendo el libro, pero verdaderamente me encantó. Les recomiendo leerlo y sacar sus propias conclusiones. Mientras, les dejo una listita de las cosas que más me gustaron y las cuatro frases que copié en mi cuaderno.

Lo mejor de Metafísica de los Tubos

Es una novela corta, que dice mucho en muy pocas páginas. Ya saben la máxima del periodismo a la que yo muchas veces vuelvo: lo bueno, si es breve, dos veces bueno.

Tiene un humor bastante negro, que me gustó mucho.

Su estilo me recordó un poco a uno de mis libros favoritos, La Elegancia del Erizo (también escrito por una mujer).

Está escrito desde la perspectiva de una persona fanática del agua.

Tiene una enorme cantidad de frases hermosas, de esas que dan ganas de guardarse para siempre. Aunque de entre tantas, elegí algunas para regalarles, y que entiendan de qué hablo.

Citas de Metafísica de los Tubos

“En realidad, Dios era la encarnación de la fuerza de la inercia, la más poderosa de las fuerzas. También la más paradójica de las fuerzas: ¿Existe, acaso, algo más extraño que ese implacable poder que emana de lo que no se mueve?”

“La mirada es una elección. El que mira decide fijarse en algo en concreto y, por consiguiente, a la fuerza elige excluir su atención del resto de su campo visual. Ésa es la razón por la cual la mirada, que constituye la esencia de la vida, es, en primera instancia, un rechazo”.

“El examen del edificante lenguaje ajeno me llevó a la siguiente conclusión: hablar era un acto tan creativo como destructivo. Era mejor andarse con mucho cuidado con aquel invento”.

“Lo ideal, cuando llueve sin cesar es, además, ir a nadar. El remedio contra el agua es más agua todavía”.

 

Esta fue una pequeñita muestra gratis de lo que es Metafísica de los Tubos. La verdad que, aunque quise salir corriendo a leer todo lo de la autora, me estoy controlando. Vamos de a poco, a no empacharse.

Pero este libro es una verdadera joyita, que combina humor, ternura, filosofía y un montón de cosas más. Gasten unas horas de su vida en leerlo, en serio, no se van a arrepentir.

____

Foto de: Leeme un Libro

Editorial del libro: Anagrama

 

Deja un comentario